PDI DETECTA NUEVA MODALIDAD DE ESTAFA EN EL RETAIL A TRAVÉS DE LOS SUPERAVANCES

Piden dinero a nombre de clientes y se lo depositan. Se hacen pasar por ejecutivos y dicen que fue un error. Luego, les piden las claves y vacían sus cuentas. La Bridec investiga más de 40 casos similares, 3 de ellos han ocurrido en San Carlos durante los últimos 5 meses y fueron denunciados por las víctimas a la Bicrim.

El año 2015, la PDI detectó una nueva modalidad de estafa. Esta consistía en que delincuentes depositaban pequeñas sumas en determinadas cuentas corrientes y luego, fingiendo ser ejecutivos bancarios, llamaban a sus titulares para decirles que habían cometido un error y que ese dinero debía ser devuelto.

Confiados, varios entregaban sus claves para que los montos fueran restituidos, oportunidad que aprovechaban para sacar todo y dejar la cuenta en cero.

Sin embargo, desde la Brigada de Delitos Económicos (Bridec) de la PDI advierten que a fines de 2016 este “cuento del tío” comenzó a evolucionar.

Según cuenta el jefe nacional de Delitos Económicos y Medioambiente, prefecto inspector Hugo Pérez, los delincuentes se las han ingeniado para solicitar superavances en diversas multitiendas.

“Está relacionado con una falencia que encontraron para aprovecharse de la buena fe de las víctimas y que consiste en obtener datos de las tarjetas de retail consultando en atención al cliente o en los tótem que existen en los locales comerciales”, explica.

El prefecto inspector agrega que, tras conseguir la información, solicitan superavances -de entre $ 200 mil y $ 5 millones-, que son depositados en las cuentas corrientes de los clientes.

En ese momento, dependiendo de la víctima, la contactan fingiendo ser un ejecutivo bancario que le transfirió un monto por error o, en el caso de que el afectado esté vendiendo algún producto en la web, una persona que quiso adquirirlo, se arrepintió y quiere su dinero de vuelta.

Pero también ha habido casos en que se han visto afectados corredores de propiedades.

“Hemos recibido más de 40 denuncias de ciudades como Arica, Iquique, Antofagasta, La Serena, Los Andes, Viña del Mar, San Antonio, Talca, Linares, Concepción, Temuco, Villarrica, Osorno y Coyhaique. Hasta ahora, tenemos 27 órdenes de investigar emanadas desde el Ministerio Público”, asegura Pérez.

Si bien las indagatorias están en curso, el detective afirma que varias de las personas que han recibido el dinero defraudado en sus cuentas están identificadas.

“La idea es advertir a la gente, para que al momento de usar su tarjeta tenga cuidado porque esto es parecido a la clonación. Que protejan sus datos personales, porque mucha gente publica su teléfono, mail e incluso sus cuentas corrientes en las redes sociales”, subraya Pérez.

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3