HOSPITAL DE SAN CARLOS ENTREGA NUEVA OFICINA A VOLUNTARIADO QUE DESARROLLA TAREAS DE AYUDA Y CUIDADO A LOS ENFERMOS DE LA COMUNA

Enfrentar una operación o procedimiento médico, suele ser un proceso difícil cuando nuestra salud se encuentra mermada. Ayudar justamente a las personas más desvalidas, que enfrentan en soledad estos procesos, es la tarea de las cerca de 50 voluntarias que actualmente participan en el Hospital Dr. Benicio Arzola Medina de San Carlos.

Como una forma de valorar su trabajo y de realzar la profunda vocación de servicio de las voluntarias, es que el cuerpo directivo del Hospital de San Carlos, liderado por su directora Alicia Contreras Vielma, optó por otorgarles un espacio exclusivamente reservado para los cuatro voluntariados activos dentro del establecimiento.

“Creo que era un necesidad a la que como Hospital debíamos responder. Siempre su trabajo anónimo y abnegado ha sido valorado y respaldado por nuestro hospital, pero era hora de darles un lugar que las integrara más eficientemente a la vida hospitalaria y que les facilitará sus múltiples tareas”, indicó la Directora del Hospital de San Carlos, Alicia Contreras Vielma.

 La máxima autoridad del establecimiento, aprovechó la instancia para agradecer la labor desempeñada por las voluntarias e invitarlas a fortalecer los lazos institucionales, para un mayor beneficio de la población usuaria.

“En nuestro establecimiento hace más de 30 años que las voluntarias cumplen un rol central. Movidas únicamente por la vocación de servir al prójimo, son capaces de postergar tiempo, familia y trabajo con el único fin de ayudar a los enfermos que más lo necesitan. Queremos que la entrega de esta sala sea el comienzo de un nuevo ciclo, donde se fortalezcan los vínculos entre nuestra institución y los voluntariados, para que esto se traduzca en construir día a día un mejor hospital”, indicó la Directora del Hospital Dr. Benicio Arzola Medina.

Este cambio se enmarca en el nuevo modelo en la atención de salud que tiene contemplado el hospital, donde el voluntariado se vincula al trabajo de la OIRS (Oficina de Informaciones Reclamos y Sugerencias), para fortalecer el trabajo articulado y potenciar su rol dentro del establecimiento.

“La idea es que las voluntarias dependan de esta unidad para poder coordinar de mejor forma la entrega de ayuda. Que estén presentes en las salas de acogida y puedan orientar a los usuarios sobre información relevante para el hospital y su atención”, señaló Alicia Contreras Vielma.

La iniciativa fue presentada y aprobada por unanimidad en el Consejo Consultivo del hospital, instancia en la que participan distintos actores de la comunidad.

 La acción voluntaria comienza en el Hospital de San Carlos en el año 1983, hace ya 34 años, cuando un grupo de mujeres  sancarlinas, se unen para constituir la organización “Damas de Rojo, Filial San Carlos”. Se integran así con firmes objetivos de ser un nexo entre cada paciente hospitalizado y su familia. Además se dedicaron, desde sus comienzos, a trabajar para generar recursos para apoyar la atención de los enfermos, los cuales se materializaron en una serie de equipos médicos que el  Establecimiento, en esa etapa, no podía adquirir.

Hoy los tiempos han cambiados, pero el espíritu de servicio de estas voluntarias se mantiene incólume. Actualmente, además de las Damas de Rojo, también trabajan en el recinto las Damas de Amarillo, Damas de Celeste y Damas de Rosado. Un total de cerca de 50 voluntarias que articuladamente ofrecen su servicio y ayuda a los pacientes de nuestra comunidad.

La Sala de Voluntariado fue entregada este martes 16 de mayo y entre sus usos principales destacan: almacenamiento de insumos, sala de reuniones y logística vinculada a la ayuda a los enfermos.

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3